Paul Krugman: "Estamos ante un escenario muy japonés en los Estados Unidos"


El premio Nobel de Economía de 2008 aseguró que el país norteamericano está en la senda de estancamiento y deflación en la que ingresó Japón hace 18 años
El premio Nobel de Economía de 2008, Paul Krugman, aseguró este martes que Estados Unidos está en la senda de estancamiento y deflación en la que ingresó Japón hace 18 años, un panorama "incierto" alimentado por los problemas políticos en el país norteamericano.

"Estamos ante un escenario muy japonés en Estados Unidos", puntualizó el experto al disertar en la convención anual de la Cámara Argentina de la Construcción realizada en Buenos Aires.
Krugman señaló que la política monetaria aplicada tanto en el país norteamericano y la Unión Europea muestra sus limitaciones, pues tanto la Reserva Federal como el Banco Central Europeo han bajado las tasas de interés a cero sin lograr reactivar la economía y con "una enorme dificultad para encontrar una solución".
Según el economista, la única solución posible es por la vía del gasto en infraestructura pública, con financiación a bajas tasas, lo que podría dar empleo a millones de trabajadores desempleados.
Sin embargo, admitió que Washington "se niega a afrontar ese gasto".
Como ejemplo, se lamentó de que se acabara de cancelar la mayor obra de infraestructura planeada en los Estados Unidos, la construcción de un túnel ferroviario bajo el río Hudson, en Nueva York.
"Esta caída, esta depresión, puede continuar durante mucho tiempo. (...) Ésta es una crisis del Atlántico Norte, de Estados Unidos y de Europa occidental", aseguró.
Krugman sostuvo que ahora a la crisis se suma "una parálisis política", con un gobierno estadounidense "dividido" y Barack Obama "sin capacidad de cooperación" en el Congreso, tras perder la mayoría demócrata en una de las cámaras.
El experto añadió que en Europa también se afrontan problemas políticos "por las diferencias entre los países".
Para el economista, "la política puede tornarse altamente errática, con un panorama bastante incierto", tanto que "en cinco años el mundo será otro".
"La situación es deprimente para Estados Unidos y Europa, pero no para el resto del mundo", sostuvo el premio Nobel, quien aseguró que "por suerte" hay un fuerte crecimiento entre los países emergentes.
"La situación en China y en Brasil es tan distinta que la de Estados Unidos o la de España que es como si fueran otro planeta", añadió.
Krugman concluyó que ahora mismo las oportunidades de inversión están en los mercados emergentes, lo que produce en esos países una fuerte inyección de capitales, que muchas de estas naciones buscan en forma "legítima" frenar para contener la apreciación súbita de sus monedas.

Fuente: EFE.

No hay comentarios: