Facebook nació por una "venganza" de su creador contra una mujer

Una historia de amor y odio dio origen a la red social que revolucionó Internet y la que convirtió a su fundador en uno de los hombres más ricos del mundo

Facebook nació por una venganza de su creador contra una mujer

Una historia de amor, venganza y odio fue la que dio origen a Facebook, la red social que revolucionó Internet y que hoy tiene más de 500 millones de usuarios en diferentes partes del planeta.


Aunque parezca increíble, el fracaso vivido con una mujer le permitió a Mark Zuckerberg convertirse en el mulmillonario más joven del mundo, que con solo 26 años ocupa el puesto 35 en la lista de ricos estadounidenses con un patrimonio de 6.900 millones de dólares.

Según relata "The social network", el primer film creado sobre la historia de la red social que fue presentado en el festival de Nueva York, su origen tiene que ver con una venganza por un despecho sentimental.

“Aquella noche del otoño del 2003, en una habitación del complejo universitario de Harvard, marcó el inicio de una época, del encumbramiento de un hacker. El relato, sin embargo, va más allá. Hace un retrato del nuevo poder tecnológico”, definen los críticos del cine al hablar del nudo de la película, según informa La Vanguardia.

"Jesse Eisenberg representa al ideólogo y fundador de Facebook, quien da vida a una crónica clásica de amistad, lealtad, traición y celos", afirma Aaron Sorkin, responsable del guión.

Por otro lado, la narración se articula en torno a un doble pleito. El que formularon los gemelos Tyler y Cameron Winklevoss, quienes sostienen que Zuckerberg les robó la idea; y la demanda que planteó un cofundador de la empresa, Eduardo Saverin. Ambos cobraron una importante indemnización.

Una de las principales fuentes de las que se nutre el filme, de u$s40 millones de presupuesto, es el libro The accidental billonaires. Aunque hay algunas dudas porque a su autor, Ben Mezrich, le acusan de mezclar con demasiada alegría los hechos con la fantasía, según informa el diario español.

La historia
Mark Zuckerberg
nació en el estado de Nueva York. Es hijo de un dentista y de una psiquiatra.

De niño, no utilizaba los juegos de la PC, sino que los diseñaba a su medida. Era un chico prodigio, que en 2002 llegó a una de las universidades de más prestigio.

Su personalidad es muy intrigante. Creó una red social y muchos dicen que tiene que ver con sus escasas habilidades para las relaciones sociales cara a cara, cuestión que se refleja en las imágenes. “Un tipo genial, rápido y enérgico con el teclado que, en las conversaciones reales, se desconecta a menudo”, explican quienes lo conocen.

En la película Erica Albright, interpretada por Rooney Mara, es la novia.

El papel de Andrew Garfield como Eduardo Saverin, el joven prodigio de los fondos de alto riesgo, que se vuelve el mejor amigo de Zuckerberg, su socio comercial y luego enemigo, es entrañablemente simpático.

Los privilegiados gemelos Winklevoss son interpretados, ambos, por un joven actor (Armie Hammer, el bisnieto del magnate del petróleo Armand Hammer). Mientras que irónicamente, el cantante Justin Timberlake interpreta Parker, el empresario novel fiestero que puso a la industria musical de rodillas.

La historia se abre con una escena, ambientada en un bar estudiantil. Zuck, tímido y arrogante, humilla a Erica, su novia. Ella se levanta y lo manda al infierno. Según explican, Erica le habría respondido: "Salir contigo es como salir con una máquina escaladora”.

Esa noche, en su cuarto, Mark manipuló la red informática de Harvard para vengarse de ella y, de paso, hacer caer su ira en el resto de las compañeras al difundir el concurso de "la chica más caliente".

Unos meses después, Zuckerberg convierte esa energía en un directorio estudiantil para la red, al que anuncia como una producción de Mark Zuckerberg.

Aunque Zuck no se hace cargo de la historia, todos los críticos sostienen que la película es lo mejor que le ha pasado a Facebook.

No tiene precio la publicidad gratuita que la empresa puede ganar con los avances que atraviesan el ciberespacio, los carteles en el metro y un poco de romance hollywoodense inyectado en la historia de la creación de una página de Internet.

“Esta es una historia sobre las formas crueles en que los adolescentes pueden poner las herramientas de un brutal mundo de adultos en contra de otros. La historia se desarrolla como una serie de recuerdos que ocurren durante dos deposiciones simultáneas”, agregan en CCN Expansión.

El ex socio de Zuckerberg y mejor amigo, Eduardo Saverin, lo demanda, junto con ex compañeros de Harvard, Cameron y Tyler Winklevoss. Cada uno siente que les corresponde una participación sustancial de la empresa. Al final de la cinta, un asociado de segundo año, interpretado por Rashida Jones convence a Zuckerberg a establecerse, y compara los costos con multas de tránsito (las molestias menores que son parte de hacer negocios).

El papel de Facebook
Una escena brinda un momento cómico en la historia cuando algo sale mal al buscar ayuda de las autoridades.

Antes del que los gemelos Winklevoss lleven el asunto a la corte, visitan al presidente de la Universidad de Harvard, Lawrence Summers, con una guía del estudiante en la mano. Esperan que él se ocupe de su caso. Summers se ríe y les dice que piensen en otra idea para un negocio. Es lo que hacen los estudiantes, dice.

"El producto por el que se obsesionan estos hombres (el sitio de la red social llamada Facebook) no viene al caso. Zuckerberg pudo haber inventado una tetera o una patineta. El verdadero Zuckerberg se concentraba como loco en crear una página que pudiera conectar a todos en el planeta", explican los críticos.

En 2005 me dijo, "es una herramienta social y lo que la va a hacer funcionar va a ser la publicidad". Por otro lado, en la cinta, él parece más obsesionado con lograr la esplendidez que Sean Parker, uno de los fundadores originales de Napster, presenta cuando llega a conocer a Zuckerberg en un restaurante de Nueva York.

Si la intención de esta cinta es ser un relato moderno sobre moralidad, es un fracaso. Al final de la historia, Zuckerberg tiene una página, pero parece haber perdido todo lo demás: el liderazgo errático de Parker, el respeto de los gemelos Winklevoss y la amistad de Saverin.

Pero ese resultado no parece tan malo. Las fiestas de Parker hubieran arruinado a la empresa. Los gemelos todavía dependen de la Corte para lidiar con las diferencias con Zuckerberg. Y Saverin demostró ser el tipo de amigo (o ex amigo) que llamaría a un escritor para publicar algo denigrándolo.

Mientras tanto, Zuckerberg tiene Facebook, y es por su convicción sobre el potencial que cinco años después, todos lo tienen.


Fuente: IProfesional.com

No hay comentarios: