El ser excelente. Miguel Angel Cornejo.


Siempre tenemos predilección por algunos libros, ya sea por el valor que ellos nos han dejado en nuestras vidas, o quizás porque fueron los primero que leimos o porque nos llega más que otros.
No podría decir el por qué, pero ciertamente "El ser Excelente" de Miguel Angel Cornejo, es una de esas obras que si bien no denota un alto valor narrativo, generan una simpatía especial.

El ser excelente de Cornejo, refleja ese anhelo superior que buscamos día a día y que por razones que desconocemos vamos perdiente en esta hermoso camino de la vida...


Dice Cornejo...

"...el llamado a la Excelencia es una vocación universal. Todos los seres humanos hemos recibido la misma opción para realizarnos. La gran diferencia la marcan aquellos pocos que se han decidido a emplearse a fondo para lograr lo que desean.
Ser Excelente es hacer las cosas, no buscar razones para demostrar que no se pueden hacer: “El fracaso tiene mil excusas, el éxito no requiere explicación”. Cada vez que no logramos algo siempre tenemos una magnífica disculpa; el mediocre busca instintivamente una justificación para su fracaso y, por supuesto, siempre juega el papel de víctima culpando a los demás de su fracaso. El triunfador es siempre una parte de la respuesta y dice: “Puedo hacerlo”; el perdedor es siempre una parte del problema cuando dice: “Ese no es mi problema”.
Los problemas vienen a representar los retos de la Excelencia. Por medio de soluciones los seres humanos nos hacemos indispensables en las diversas actividades humanas demostrando capacidad para encontrarlas. El líder muestra su verdadera calidad en la medida en que propicie soluciones efectivas a sus seguidores. El líder de Excelencia es aquel que se adapta a todas las circunstancias y logra lo que desea, sin importarle las adversidades. El sello de los triunfadores consiste, no en esperar que las cosas mejoren para salir adelante, sino que con lo poco que tienen logran realizar sus sueños.
Ser Excelente es comprender que la vida no es algo que se nos da hecho, sino que tenemos que producir las oportunidades para alcanzar el éxito: “La buena suerte se da cuando coinciden la oportunidad con la preparación”.
En la biblia encontramos que “el que busca encuentra”; así, hemos de salir al encuentro de la buena suerte y quien insiste en lograr algo, produce las circunstancias buscadas. Quien mantiene una actitud mental positiva, es seguro que hallará lo que busca. Para aprovechar la buena suerte hay que estar preparado. Cuántas oportunidades se nos han escapado de las manos por falta de audacia, de conocimientos, de recursos. Lo importante es estar alerta y dispuestos a aprovecharlas. Hay personas que esperan que las cosas sucedan y hay personas que hacen que las cosas sucedan.
La mejor forma de iniciar un día es con la firme convicción de aprovechar todas las oportunidades que se nos ofrezcan. Para ello es necesario tener todos nuestros sentidos alerta de modo que hasta en las adversidades encontraremos una opción para sacar ventaja. En todas las dificultades y adversidades que encontramos en nuestro camino existe una lección, una alternativa para obtener de las mismas una oportunidad de beneficio. Aproveche los problemas y conviértalos en oportunidades; ahí radica la gran diferencia entre quien se deja abatir por la adversidad y quien obtiene de toda dificultad una posibilidad para mejorar. Inicie su día con una actitud mental positiva porque ahí radica el secreto de sacar lo mejor de cada día.
Ser Excelente es comprender que, con una férrea disciplina es factible forjar un carácter triunfador. La inconsistencia es el peor enemigo de la Excelencia. Sea consistente y rétese cada día a sí mismo para llegar a ser mejor.
Ser Excelente es trazarse un plan y lograr los objetivos deseados a pesar de todas las circunstancias, y, también, es saber decir “me equivoqué” y proponerse no cometer el mismo error aprendiendo de sí mismo, tanto cuando se tiene éxito como cuando se fracasa.
Ser Excelente es levantarse cada vez que se fracasa con un espíritu de aprendizaje y superación. No se detenga, siga adelante; el crecimiento es permanente y el poder destacar solo está permitido a aquellos siempre están intentando algo (los que no lo hacen,por supuesto, nunca fracasan porque nunca hacen nada), los que tienen la osadía de buscar su superación día a día.
Ser Excelente es reclamarnos a nosotros mismos el desarrollo pleno de nuestras potencialidades buscando incansablemente la realización. El único camino para buscar la excelencia es tener el valor y el coraje de extraer lo mejor de nosotros mismos.
Ser Excelente es entender que por medio del privilegio diario de nuestro trabajo podemos alcanzar la realización asumiendo que el tiempo perdido es irrecuperable.
Ser excelente es crear algo: un sistema, un puesto, una empresa, un hogar, una vida. La creatividad juega un papel preponderante y consiste en que cuando se presentan problemas cuyas soluciones naturalmente no se conocen al principio, se resuelven trabajando apasionadamente para encontrarlas.
Ser Excelente es ejercer nuestra libertad y ser responsable de cada una de nuestra acciones. La libertad se ejerce participando, comprometiéndonos con aquello que amamos y va acompañada invariablemente de la responsabilidad.
Ser Excelente es sentirse ofendido y lanzarse a la acción en contra de la pobreza, la calumnia y la injusticia. El ser excelente está profundamente incorporado a su comunidad, se sabe parte de ella y entiende que los males que la aquejan son responsabilidad de todos sus miembros.
Ser Excelente es levantar los ojos de la tierra, elevar el espíritu y soñar con lograr lo imposible; es trascender a nuestro tiempo legando a las generaciones futuras un mundo mejor. Para lograr construir una sociedad superior, se requieren seres que no se limiten solamente a criticar lo que está mal, sino seres que encaucen el logro de ideales proponiéndose ser siempre optimistas y dueños de una poderosa mentalidad positiva..."

Autor: Miguel Angel Cornejo
Editorial: Grijalbo
Páginas: 150.

1 comentario:

Anónimo dijo...

LA OBRA DE MIGUEL ANGEL CORNEJO NOS ENSEÑA A NUNCA DEJARNOS VENCER POR TODOS LOS OSTACULOS AFRON TAMOS EN EL DIARIO VIVIR