RRHH: ¿El C.V. se ha vuelto obsoleto?


El director de la consultora Capital Humano, Diego Kirschenbaum, asegura que el tradicional CV impreso se volvió obsoleto y disfuncional a la hora de reflejar las verdaderas bondades de un candidato.


Marcos describió en el Currículum Vitae su trayectoria profesional en los últimos dos años. En ese tiempo trabajó para cuatro empresas distintas mientras atravesaba una profunda crisis vocacional.



Esa transición le "jugó en contra" frente a los responsables de selección de personal. Sus cambios fueron percibidos como indicios de falta de compromiso con las empresas. El cuestionamiento y las "malas experiencias", sin embargo, lo ayudaron a descubrir una nueva vocación profesional. 



Aunque no fuera cierto, Marcos cargó con el prejuicio de la inestabilidad. De ello debió dar explicaciones cada vez que tuvo una entrevista laboral. ¿El resultado? Todavía no consiguió empleo. 



El caso ficticio de Marcos es una forma de ejemplificar una situación típica en los trabajos de evaluación de candidatos y análisis de Currículums Vitae. El empleador desestima a un profesional con potencial por algún aspecto aparentemente negativo en su experiencia laboral y/o personal. 



Afortunadamente, este paradigma ha ido cambiando en estos últimos años. La evolución de las tecnologías permitió que las personas llegasen a las empresas mediante diferentes formatos: Linkedin, Twitter, Facebook, portales de empleo, páginas web, mails, videocurrículums etc. 



El tradicional currículum impreso se volvió obsoleto y disfuncional a la hora de reflejar las verdaderas bondades de un candidato. 



Esta tendencia abrió un nuevo abanico de posibilidades y permitió una comunicación más transparente entre el empleador y el profesional. 



En este sentido, es interesante mencionar un popular video en Youtube en el cual una reconocida marca de cerveza apuesta a una metodología innovadora para emprender una búsqueda. En reemplazo de las preguntas típicas de una entrevista laboral, los candidatos pasan por una serie de situaciones insólitas e inesperadas que deben resolver espontáneamente: el entrevistador simula un desmayo, o suena la alarma de incendio en medio de la entrevista y el candidato debe ayudar en el rescate de los trabajadores afectados. 



Este es solo un ejemplo de cómo abordar una entrevista laboral con una mentalidad diferente. 



El estilo tradicional de evaluación de personal indica que el entrevistado sabe que preguntas tendrá que responder y de que modo habrá de hacerlo. "¿Cuáles son tus fortalezas" "¿Podrías mencionar alguna debilidad?", "¿Sabés trabajar en equipo?". Por supuesto que esta información es importante; de hecho muchas entrevistas se realizan con trabajos en grupo que permiten evaluar en la práctica el accionar de los candidatos. 



Pero también es fundamental inferir aspectos ocultos, el potencial no descubierto, conocer la historia de vida detrás de cada candidato y tener una visión superadora, más allá de los filtros tradicionales que conducen siempre al mismo resultado. 



En definitiva, se trata de mirar "la persona detrás del currículum".



Fuente: IProfesional

No hay comentarios: