Wenceslao pasa la factura



El creador de Patagon y una serie de otros proyectos tecnológicos, nuevamente emprendió vuelo. Y esta vez lo hace en su especialidad: finanzas por internet, un nicho de mercado que le ha dejado bastante. Conozca acá Lemon, una plataforma web que va tras sus boletas y facturas.

Es fin de mes y poco a poco su casilla de correo personal comienza a mezclar mails de amigos, con una serie de boletas y facturas electrónicas que le llegan todos los 30 para recordarle que debe cumplir con sus obligaciones y pagar las deudas adquiridas. Hasta ahí todo bien, pero con los años se ha ido dando cuenta que en realidad ahora recibe entre 30 y 40 correos diarios de diversas partes y personas que poco a poco han ido saturando y desordenando su cuenta.

Entre todos esos correos, aparecen inevitablemente las cuentas. Teléfono móvil, internet, agua, gas, luz, arriendo, cuota del auto, cuota de la tienda de vestimenta, cuota del supermercado y una larga lista de etcéteras, se suman a la invasión de mails en su casilla que a veces, se hace muy difícil administrar, pues los correos se van perdiendo entre los cientos de mensajes que hay en su bandeja de entrada.

¿Qué hacer ante esto? La respuesta obvia es ser más ordenado y limpiar diariamente la casilla de correo marcando como spam los mails no deseados y borrando los que ya leyó. Sin embargo, no todos son ordenados o simplemente, no todos desean o pueden invertir tiempo en ello. Este último tipo de personas, ha generado, quizás sin darse cuenta, una necesidad... y como bien sabemos, toda necesidad implica una oportunidad de negocio. Y es precisamente ahí donde entre Lemon, una nueva plataforma web que pretende consolidar todas sus boletas y facturas en una única cuenta, para luego generar reportes sobre su comportamiento de pago y presupuesto mensual.

Pero claro, Lemon es algo más que eso, pues también sirve para pequeños comercios que quieran llevar en orden sus facturas. Para ellos, existen planes de pago mensuales que no pasan los US$15. Para el resto es gratis. Quizás el único 'pero' de esta plataforma, es precisamente el tipo de información que consolida: financiera. Y es que en muchos países la legislación que protege los datos personales aún está en pañales y muchas empresas lucran con eso comerciando bases de datos u otro tipo de información personal. Desde Lemon aseguran que trabajan con los estándares de privacidad más altos de la industria y que situaciones como estas, no sucederán.

Para conocer mejor esta nueva herramienta, AETecno conversó con su creador, el empresario tecnológico argentinoWenceslao Casares, quien ha estado detrás de proyectos como Patagon, Bling Nation, Banco Lemon (actual Banco Bracce) en Brasil, y el fondo de inversión Meck.

- ¿Cuál es la necesidad que cubre Lemon?

- Mucha gente está haciendo compras online que generan mails de los comercios: el recibo, la confirmación, y una serie de otros correos con los que al final uno no sabe qué hacer. Cuando lo buscas, es un lío, pues además te llena tu casilla.

- La idea es consolidar esa información...

- Claro, nostros te damos una casilla de correo que puede ser sergio@lemon y así no tienes que dar la sergio@gmail para que no llenen la casilla de spam y otras cosas. Ahora, cuando los comercios te mandan todo a la cuenta de Lemon, nostros tomamos cada mail y ordenamos esa información para que no tengas que buscar entre 15 mails distintos.

- Bien, pero no todos los comercios te dan boletas o facturas digitales. ¿Qué pasa con las de papel?

- Para esos casos, hicimos una aplicación móvil que sirve para tomar una foto de la factura en papel para luego subirla digitalizada a la web. Nuestros servidores las ordenan igual que a las otras que llegan por mails.

- Aparte del ordenamiento general que hace el sistema, ¿también se realizan gráficos que indiquen comportamientos de pago u otras estadísticas similares?

- Sí, la principal razón por la que la gente está utilizando Lemon, es para llevar un control de sus gastos. Entonces nosostros les generamos una serie de reportes de cuánta plata llevan gastada en el mes, en qué categoría y cómo se compara eso con su presupuesto. Es como un libro de bolsillo que llevas en tu celular para controlar tus gastos.

- ¿El segmento de negocio son los usuarios corporativos o finales?   

- Lemon es para usuarios finales, aunque también sirve para pequeños comercios.

- La información financiera siempre ha sido compleja de manejar y en general, la gente no entrega sus datos a cualquiera. ¿Cómo logran generar confianza con sus usuarios?

- Sí, es un tema complejo pero la verdad es que tenemos 250.000 usuarios y hasta la fecha no ha sido un problema muy importante. Nosotros usamos las tecnologías que son estándar para asegurarnos que toda la información que suben los usuarios no la pueda ver absolutamente nadie, ni siquiera nostros. Cuando tenemos que acceder a la información de un usuario para corregir algo, nunca vemos datos relevantes.

- ¿Cuál es el formato de negocios de Lemon para sustentarse?

- Por un lado, operamos un servicio básico gratuito, pero para gente que lo usa mucho, que tiene más de 100 recibos por mes, tenemos un plan de US$7 mensuales, y para los que lo usan muchísimo más todavía, contadores o pequeños negocios, tenemos un plan de US$15 mensuales. Por otra parte, toda la información que nosotros capturamos, como el comportamiento de compra de un consumidor, es increíblemente valiosa y para ello, tenemos otra forma de monetizarla de manera agregada y anónima. En otras palabras, es muy importante saber en qué está gastando la gente, en qué categorías, en qué comercios, etcétera.

- ¿Operarán como Groupon con la información que recopilan? Es decir, ofrecer descuentos sobre determinados artículos para sus usuarios según los hábitos de compra que han detectado en ellos...

- No lo estamos haciendo y no sé si vamos a llegar a ofrecer descuentos, porque ese no es nuestro negocio. Lo que sí haremos es usar la información agregada para establecer comportamientos de consumidores.

- ¿Cuáles son los pasos que vienen para Lemon?

- Vamos a seguir sacando el servicio mobile. Ya tenemos para iPhone, BlackBerry, Andorid y ahora lo haremos para Windows Phone. También estamos sacando servicios para que la gente pueda compartir gastos con sus familias o cercanos, para que tengan reportes compartidos. También vamos a lanzar el servicio en español y portugués prontamente.

Una mirada regional.

- Dada tu experiencia, es inevitable preguntarte por la región. ¿Cómo estas viendo el desarrollo de los emprendedores latinoamericanos?

- Es notable lo que está pasando en Chile. Hace sólo cinco años, ese país no tenía un ecosistema emprendedor. Yo hace diez años que voy a Chile y lo conozco muy bien. Si hacíamos una charla aparecían 15 amigos míos, pero si hoy haces una charla aparecen mil personas y todas quieren ser emprendedores.

Me parece que han habido excelentes políticas de Estado con la La Corporación de Fomento de la Producción (CORFO) que ha generado en Chile un polo de capital de riesgo notable, el mas fuerte de la región, incluso más fuerte que Brasil, algo destacable dada la diferencia de tamaño.

- ¿Pero qué falta para que den el salto estos emprendedores para generar grandes empresas?

- Es una cosa de tiempo, aunque debo decir que no estoy de acuerdo con que no existan grandes empresas. Hay ejemplos espectaculares como el de Nicolás Orellana con Welcu...

- Claro, pero sigue siendo una empresa local y no global....

Más o menos. Ellos estuvieron basados en San Francisco y levantaron dinero de Eric Smith, que era el CEO de Google... También está el ejemplo de otro chileno como Francisco Larraín con Zappedy, que hizo todo acá en Palo Alto y luego vendió su empresa a Groupon (en US$10 millones). Para mi hay muchas personas como ellos, pero hay que darles tiempo. La gran cantidad de emprendedores chilenos no está mirando su propio mercado, saben que es muy chico, ellos están mirando el mercado latinoamericano en general.

- Entonces, según lo que dices es sólo cosa de tiempo...

- Yo lo pongo así: si vas a Perú o Venezuela, tienes razón, pero respecto a Chile, estás equivocado. Ahí es increíble la cantidad de proyectos que hay y cuántos de ellos operan fuera del país.





No hay comentarios: