El BM confirmó perspectivas de crecimiento para América Latina


El Banco Mundial confirmó hoy que América Latina ha salido "bien" de la crisis mundial y mantuvo las perspectivas de crecimiento para 2011 pronosticadas en la última revisión de octubre, si bien subrayó que bajo esta "fuerte" actuación conjunta se enmascaran "diferencias significativas" por regiones y llamó a "no caer en la complacencia" porque sigue habiendo "riesgos".
Asimismo, corroboró que en el año que ahora comienza y durante 2012 se producirá una "desaceleración" que situará al crecimiento en torno al 4 por ciento, algo que achaca sobre todo al "debilitamiento del entorno externo a medida que se modera el crecimiento en las economías avanzadas y China".

Así, recuerda que aunque la recuperación de Centroamérica en 2010 fue fuerte, sigue habiendo una "considerable falta de dinamismo" en la subregión donde algunos países todavía tienen que "ponerse al día" antes de poder llegar a los niveles pre-crisis.

Por países, las perspectivas de crecimiento experimentan pocas variaciones con las ya adelantadas en octubre.

De acuerdo con las proyecciones del BM Argentina, con un crecimiento en 2010 de 8 por ciento y de 4,7 y 4,5 para éste y el año próximo, se ha desempeñado aún mejor de lo esperado.

El organismo hace además mención especial a los "dos importantes pasos" dados por Buenos Aires hacia una política más "moderada" y favorable en términos de mercado, en referencia a las nuevas negociaciones con el Club de París y el acuerdo con el FMI para el envío de una misión técnica a Argentina.

El BM se hace eco asimismo del aparente interés del gobierno por establecer un "pacto social" con sindicatos y empleados en torno a la inflación, aunque no cree que vayan a producirse "cambios radicales" antes de las elecciones presidenciales.

Para Brasil, que sigue al frente de la recuperación económica, el BM estima ahora que en 2010 el crecimiento se situó en 7,6 por ciento (en octubre era de 7,5), mientras que para 2011 pronostica un incremento de 4,4 por ciento y para 2012 de 4,3 por ciento.

Aunque el crecimiento seguirá siendo robusto, el BM advierte de que una "renovada volatilidad" del mercado global de capitales podría afectar al real brasileño y a la competitividad externa del gigante sudamericano, que también puede recibir la influencia negativa de un crecimiento más débil de sus principales socios comerciales.

Chile sigue siendo otro de los ojos bonitos del BM, que lo llama la economía "más estable y resistente" de América Latina y para el que vaticina un crecimiento medio de 5,4 por ciento hasta 2012.

Menos favorables son las perspectivas para México, para el que el BM pronostica un crecimiento "relativamente débil y por debajo de su potencial" que se sitúa desde el 5,2 por ciento en 2010 a 3,6 por ciento este año y 3,8 para el próximo.

Venezuela vuelve a ganarse los peores calificativos por su crecimiento "extremadamente insatisfactorio" de -2,3 por ciento en 2010, 0,9 en 2011 y 1,7 por ciento en 2012 que achaca a las políticas gubernamentales que están creando "graves distorsiones económicas".

• La zona euro y EEUU bajo la lupa

Por su parte, el Banco Mundial (BM) indicó hoy que la inestabilidad en la zona euro es una de las grandes amenazas para la economía mundial, que crecerá un 3,3 por ciento este año y un 3,6 en 2012 impulsada por el empuje de los países en desarrollo.

El organismo multilateral había proyectado en junio una horquilla de crecimiento de entre el 2,9 y el 3,3 por ciento para 2011. Según los datos publicados entonces, el crecimiento previsto para 2012 era de entre el 3,2 y el 3,5 por ciento.

Según las proyecciones del organismo, los países en desarrollo crecerán un 6% este año y un 6,1% en 2012, frente al 2,4% y el 2,7% respectivamente de los países desarrollados.

El análisis recuerda la presión a la que se vieron sometidos en los últimos meses de 2010 países como Irlanda, así como Bélgica, Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y España.

Estados Unidos es un claro ejemplo de ello. La economía del país salió de su peor recesión en generaciones en el verano boreal pasado. Pero con un crecimiento del 2,6 por ciento, no ha podido reducir de manera significativa su tasa de desempleo, que se ubica actualmente en un 9,4 por ciento.

El Banco Mundial estima que la economía estadounidense crecerá un 2,8 por ciento en el 2011, casi en línea con la mediana de 2,7 por ciento de analistas privados de EEUU.


No hay comentarios: